Decathlon Colombia

Yoga

En Yoga

Yoga en el trabajo, tips y consejos para practicarlo

666 22 de junio de 2018 0 Decathlon
El yoga, se ha convertido paulatinamente en una actividad popular para combatir el estrés y disipar las emociones negativas, enfocando la mente hacia una paz interior mediante la combinación de ejercicios físicos y meditación. Todo este grupo de beneficios han ayudado a miles de personas a tener una actitud más positiva frente a la vida, logrando así un mejoría física y emocional.
Yoga en el trabajo, tips y consejos para practicarlo

Aprovechando el día internacional del yoga, en Decathlon queremos ayudarte a implementar la práctica de esta actividad en tu vida diaria y en tu trabajo, donde pasas el mayor número de horas al día. Puede ser que el trabajo no sea el espacio ideal para encontrar tranquilidad y paz, sin embargo, además de resultar un reto te permitirá entrenar tu mente para encontrar calma en lugares donde es casi imposible encontrarla ¿Y quién no quisiera mantenerse sereno en momentos complicados?

 

El yoga no solo te ayudará a ver todo desde una perspectiva menos personal, si no que también te permitirá relajarte y distensionar los músculos que se contraen cuando una situación difícil o con alto estrés se te presenta. Ahora que ya sabes la utilidad de practicar yoga en el trabajo, te daremos algunos consejos para implementarlo con seguridad y confianza.

 

 

¿Qué necesitas?

Mentalízate

Lo primero que necesitas es disposición en cuerpo y alma para poder realizarlo tranquilamente, el qué dirán tus compañeros no debe ser obstáculo, tú serás el que reciba los beneficios de practicarlo.

 

Elige un espacio

Ahora que has dejado la timidez, lo ideal es escoger un horario o un tiempo estimado para hacerlo, puedes tomar media hora de almuerzo o crear diferentes lapsos a lo largo del día. Si tu enfoque es la meditación te recomendamos la primera opción. Si en tu oficina hay una zona con sofás o cojines podrás hacerlo allí, si no, desde tu silla será perfecto.

 

El resto de elementos son opcionales y simplemente lo escoges tú, si puedes quitarte los zapatos y tienes ropa holgada y fresca, sería ideal, al igual que el uso de música o meditación guiada para entrar en el proceso de ralentización de la mente. Un aromatizante o alguna vela también te ayudarán a ambientar el lugar.

 

Ejercicios y asanas para poner en práctica

 

Empieza por la meditación y despeja tu mente por medio del conteo de la respiración, la técnica espejo, donde te visualizas a ti mismo desde otra perspectiva, puede ayudar a enfocarte, también podrías implementar la repetición de un mantra o frase como el Ho’ oponopono (lo siento, perdóname, te amo, gracias). Cuando ya estés en un estado de mindfulness (atención plena) podrás llevar a cabo alguno de estos ejercicios o asanas:

 

Relájate

Cuando estés sentado con ambos pies sobre el piso, establece una postura derecha de tu espalda y exhala, dejando caer la caja torácica y bajando los omóplatos.

Tus manos deben estar con la parte de arriba sobre tus piernas y tus ojos se deben mantenerse cerrados. Expande tus costillas inferiores al inhalar y contráelas al exhalar.

 

Levántate

Para distensionar los músculos de tus piernas, levántate y agárrate de la silla o del escritorio, coloca tu peso sobre tu pierna izquierda, levanta tu pie derecho y ponlo sobre tu muslo izquierdo por encima de la rodilla en forma de cuatro, como si estuvieras sentada sobre una  silla imaginaria. Mantén la posición lo más que puedas mientras respiras profundamente, luego cambia de pierna.

 

El guerrero

Estírate y libera tensiones en la cadera colocando tu mano izquierda  sobre la parte superior de tu silla o escritorio, coloca tu pie derecho un paso hacia atrás. Inhala mientras subes tu brazo derecho hacia arriba y sobre tu cabeza. Exhala mientras te doblas hacia la izquierda y repite con el otro brazo. Evita arquear la espalda baja y conserva esta posición el mayor tiempo posible mientras respiras profundamente.

 

Brazos de Águila

Relaja los brazos con esta asana estirando los brazos frente a tu cuerpo, paralelo al piso. Cruza tu brazo derecho sobre el izquierdo. Une las palmas de las manos y levanta ambos codos. Repite este ejercicio con el brazo izquierdo sobre el derecho.

Torsión de columna
Dale un giro al torso sentándote de lado en la silla y sosteniendo el respaldo de la silla con ambas manos, gira tu cintura derecha hacia la parte de atrás y repite hacia el otro lado, recuerda controlar tu respiración y hacer cada movimiento lentamente.

 

 

Natalia Chimbaco Martin

Decathlon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a tienda