Cuando se trata de hacer lo que te gusta no existen limitaciones. Por eso estamos seguros de que nunca es tarde para comenzar a practicar un deporte o adquirir un hobbie. Así que si estas aquí, leyendo, ya diste el primer paso para salir de casa y decidirte a realizar tu primera excursión.

  1. Origen
  2. Planeación
  3. Implementos (alimentación, vestimenta y elementos del campamento
  4. Preparación física
  5. Lugares de práctica

1.Origen

¿Sabías que la palabra excursionismo significa viaje corto y su prefijo ex, es hacia afuera?

Para empezar a amar esta disciplina hay que conocer su origen, así que no te saltes esta parte. El excursionismo nace en el siglo XVIII debido al crecimiento de la edad media, cerca a la revolución industrial, en donde el hombre llegó a las grandes ciudades, dejando así el campo. La burguesía adquirió condiciones que le permitieron tener recursos económicos y tiempo libre, además de la llegada del ferrocarril que posibilitó los viajes lejanos y por ende implementar las excursiones. 

Ya en mi 1857, se fundó oficialmente el ‘’Alpine Club’’ en Londres, en donde las excursiones adquirieron fans y adeptos que empezaron a disfrutar del deporte y la naturaleza.

 

2. Planeación 

Todo empieza con la planeación y aunque muchas veces como en todas las aventuras no todo sale como queremos es importante ser previsivos, por eso acá podrás encontrar un checklist elemental:

-Define el lugar, la duración de la excursión y sobre todo las razones por la que lo haces. Interés científico, histórico o simplemente para desconectar.


-Conoce bien el recorrido, las rutas, la condiciones físicas y meteorológicas. 


-Calcula el tiempo del recorrido por días, sé realista y determínalo de acuerdo a tus condiciones físicas. 


-Identifica los puntos claves de la ruta donde puedes hacer paradas. 


-Realízate un chequeo médico antes de salir.

3.Implementos

El tamaño y peso de tu maleta dependen de la duración, geografía del lugar y tipo de excursión que vas a realizar. En este caso puedes asesorarte y tomar consejos de otros deportistas, así podrás conocer las dimensiones de las mochilas y las mejores características. Los tipos de carpa y cuál se adapta a tu viaje. Acá te dejamos los consejos de nuestro colaborador para aprender a empacar la mochila

Nuestra primera sugerencia es empacar por categorías, así tendrás menos oportunidad de olvidar algo. Por eso te invitamos a seguir nuestra lista de esenciales y llevar todo lo que necesitas:

Alimentación

-Agua y bebidas energéticas.

-Frutas y verduras lavadas o blanquedas.

-Chocolate negro. 

-Barras de cereales.

-Comida enlatada. (Atún, salchichas, verduras, maíz).

-Frutos secos. 

-Sopas en sobres.

-Utensilios de cocina (ollas, cubiertos, cuchillo, estufa)

-Jabón y paños húmedos. 

-Bolsa para recoger la basura. 

Vestimenta

-Botas de media caña antideslizantes e impermeables. 

-Chaquetas.

-Sacos (el material depende del clima).

-Pantalones con varios bolsillos. 

-Pañuelos / Bandanas o gorros para la cabeza. 

-Gafas.

-Guantes. 

-Medias con alta transpiración.

-Mochila.

-Bastón.

Elementos de campamento

-Mapa.

-Botiquín de primeros auxilios. 

-Brújula y GPS.

-Mapa del lugar de excursión.

-Encendedor o fósforos. 

-Lámpara o linterna. 

-Cuerda.

-Carpa.

-Colchoneta.

-Sleeping.

-Protector solar.

-Crema hidratante. 

4.Preparación física

Acondicionarse físicamente es un deber antes de salir de excursión ya que las caminatas largas generan en el cuerpo desgaste debido a las cuestas, el peso del equipaje y el clima del lugar. Se pueden generar síndromes de sobrecarga del sistema cardiovascular y del aparato locomotor.

Te recomendamos entrenarte tres meses antes si se trata de excursiones de senderismo, pero si vas a realizar expediciones más largas a gran altura debes entrenar seis meses antes. 

A continuación te dejamos una guía de entrenamiento para evitar lesiones y ganar fuerza, eso sí recuerda verificar todo con un médico o  deportólogo. Y si ya practicas ejercicio, enfócate en los grupos de músculos que tienes más olvidados.  

Consejos extra:

-Si vas a salir sol@ informa a alguien de donde estás.

-Antes de salir, verifica que no se te quede nada. 

-Haz paradas para descansar cada hora, puedes tomar breaks de 5 a 10 minutos. 

-Lleva tu propio ritmo, con calma. 

-Descarga apps sobre montañismo y participa en foros, allí aprenderás de la experiencia de otros. 

5. Lugares recomendados

Ya para finalizar, te dejamos algunos recomendados para que puedas disfrutar de esta práctica con los paisajes montañosos de Colombia y la diversidad de flora y fauna de todas las regiones:

 

 

CERROS DE MAVECURE, GUAINÍA

Nivel de dificultad: Medio-Alto

Tiempo de recorrido: 2 a 3 horas

A unas horas de la capital de Guainía, Inírida, se pueden encontrar los cerros Mavecure formados por monolito de granito. Debido a su característica selvática y húmeda puede requerir de un muy buen estado físico.

Si lo que quieres es un reto extremo, entonces recomendamos visitar el cerro El Diablo, con mayor nivel de dificultad.

BARICHARA A GUANE, SANTANDER

Nivel de dificultad: Bajo-Medio

Tiempo de recorrido: 1 a 2 horas

El recorrido entre estas dos poblaciones es silencioso y tranquilo, ideal para una caminata meditada. Lo ideal es realizarlo en horas de la mañana para evitar las altas temperaturas  y mantenerse bien hidratado.

Además de ser una ruta agradable y de fácil acceso, es histórica por ser recorrida por el Cacique Guanentá en 1867.

BARICHARA A GUANE, SANTANDER

Nivel de dificultad: Bajo-Medio

Tiempo de recorrido: 1 a 2 horas

El recorrido entre estas dos poblaciones es silencioso y tranquilo, ideal para una caminata meditada. Lo ideal es realizarlo en horas de la mañana para evitar las altas temperaturas  y mantenerse bien hidratado.

Además de ser una ruta agradable y de fácil acceso, es histórica por ser recorrida por el Cacique Guanentá en 1867.

Con estos consejos básicos ya en tu mapa tendrás una guía para salir más preparado a conocer y recorrer el mundo. Recuerda que lo mejor de esta actividad es relajarte, despejar tu mente y disfrutar de cada imprevisto, pues lo más divertido de las aventuras son las experiencias y anécdotas que nos dejan ¡Vamos futuro montañista!