En la actualidad la búsqueda de nuevos métodos de ejercicio ha dado como resultado la combinación de distintas disciplinas. El baile y el fitness han creado clases musicalizadas, una rutina deportiva beneficiosa para tu cuerpo y tu salud cardiovascular.

  1. Aeróbicos
  2. Rumba
  3. Combate
  4. Conditioning
  5. Salto
  6. Beneficios 

La protagonista de esta actividad es la música; que busca mediante géneros como Salsa, Merengue, Bachata o electrónica, generar movimientos corporales con distintas velocidades, fuerza y energía en la persona. Este es un  nuevo método de entrenamiento de tonificación corporal, flexibilidad, fortalecimiento del corazón y de la capacidad pulmonar, ¿y por qué no?, una cura para el estrés.

 

Estos son algunas de las modalidades que existen:

Estos son algunos de los beneficios que obtendrás al probar esta  nueva actividad deportiva:

  • Disminución del riesgo cardiovascular: Al realizar entrenamiento aeróbico disminuye el porcentaje de grasa, lo que conlleva a que disminuya el riesgo de que se forme un ateroma (taponamiento de grasa en las arterias), reduciendo la probabilidad de que se sufra un infarto.
  • Capacidad pulmonar: La rumba aeróbica es un ejercicio cardiovascular que al ser ejecutado por un buen tiempo (alrededor 30 a 45 minutos dependiendo el tipo de entrenamiento y el nivel de la persona) empieza a trabajar el fortalecimiento del corazón y los pulmones, logrando ampliar el rango de tiempo en el que puedes permanecer haciendo una actividad sin parar. Esto se genera gracias al aumento de oxígeno en el torrente sanguíneo, permitiendo eliminación de gases y intercambio gaseoso reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Quema calorías: El estar en constante movimiento a distintas velocidades hará que tu cuerpo genere un amplio gasto de energía, haciendo que tu cuerpo gaste gran cantidad de calorías. Este gasto se podrá incrementar si trabajas durante 30 ó 45 minutos.
  • Reducir estrés: Cuando realizas deporte tu cerebro libera endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad. La práctica frecuente de ejercicio, especialmente cuando combinas actividades como la música y el ejercicio permite que el cuerpo se relaje, eliminando cualquier señal de ansiedad y energía negativa.